Nuestras Prioridades

  • PDF

                                                 

El 14º Capitulo General nos invita a ampliar  el círculo en nuestro servicio misionero. para ello nos desafía en las direcciones capitulares que nos hablan de diversos circulos de comunión que hemos de ir ampliando. Estos son:

 

COMUNIÓN CON DIOS

Cultivamos la relación personal con Dios Uno y Trino, fuente y centro de nuestra vida y misión. Valoramos nuestro nombre, Hermanas Misioneras Siervas del Espíritu Santo, que expresa e impulsa nuestra espiritualidad y carisma misionero.

·        

COMUNIÓN CON LOS MARGINADOS Y LOS EXCLUIDOS

Las necesidades de nuestro mundo son abrumadoras y en constante cambio. Nuestro carisma nos llama a servir a aquellos que más necesitan de la Buena Nueva del amor inclusivo de Dios. Sus historias se convierten en nuestras historias y nuestra historia no puede contarse sin la de ellos. Nos comprometemos a un discernimiento permanente de nuestras prioridades con la mirada del Buen Samaritano: él supo cuándo detenerse en el camino para ayudar y, en el momento oportuno, confiar la persona herida al cuidado de otros. En nuestro contexto diverso y global, la pobreza, la exclusión y la privación asumen múltiples expresiones. Jesús responde a la pregunta: “¿Quién es mi prójimo?” con una historia, no con una definición.

 

COMUNIÓN CON LA CREACIÓN

Hemos crecido en la comprensión de que toda la creación y la vida está interconectada y refleja el amor de Dios Uno y Trino. El Espíritu nos ha enseñado a ver que nuestra misión de compartir “vida en plenitud”, no abarca sólo a todas las personas, sino también a toda la creación. Somos conscientes de que la Madre Tierra ha sido violentada y privada de su dignidad. Si ella sufre, sufre la vida.

 

COMUNIÓN AL INTERNO DE NUESTRA CONGREGACIÓN

La humanidad expande su conciencia a horizontes globales.  A la vez, muchos pueblos encuentran dificultad para mantener su propia identidad cultural y su soberanía nacional. Nuestra interculturalidad, como SSpS, es una expresión de los muchos rostros del Espíritu. En nuestra vida comunitaria experimentamos, a la vez, las riquezas y los desafíos de la interculturalidad e intergeneracionalidad. 

·        Nuestra formación hoy, inicial y permanente, nos exige apertura a cambios de paradigmas en la expresión de nuestra vida consagrada, la vida comunitaria y los estilos de liderazgo. Las estructuras Congregacionales y los estilos de liderazgo deben facilitar la comunión y la participación. Experimentamos la importancia del discernimiento comunitario y el liderazgo participativo. Asimismo, colocar a los pobres en el centro de nuestras opciones, nos lleva a interpelarnos sobre el modo en que tomamos las decisiones, la forma en que llevamos a cabo nuestros apostolados y la manera en que disponemos de nuestros recursos humanos y financieros.

 

COMUNIÓN CON LOS DEMÁS

El movimiento hacia la globalización y planetización está modificando nuestros modelos de colaboración y comunicación. Animados por el mismo Espíritu, estamos llamadas a unir esfuerzos con los laicos en la misión y con quienes pertenecen a otras organizaciones, culturas y religiones. Nuestros esfuerzos por promover la comunión universal quedarían incompletos si no construimos puentes de amistad con las personas de otras creencias. Compartiendo nuestras historias descubrimos al Dios de muchos nombres y rostros.

 

 

 

12º Capítulo General 2002 – Documento Capitular SSpS: de las prioridades para los próximos seis años puntos 68 y 69
Compromiso con las Mujeres

Reflexionando sobre el contexto de nuestra misión hoy, y fieles a la intención original de la fundación de nuestra Congregación, sentimos un fuerte llamado a optar por las MUJERES como nuestra prioridad y a comprometernos de nuevo como mujeres en misión para y con las mujeres.

 

Deseamos realizar esfuerzos especiales por vivir nuestra espiritualidad Trinitaria fomentando relaciones interpersonales generadoras de vida que hagan visible la dimensión femenina de Dios. Estamos llamadas a vivir nuestros votos en un ambiente internacional y multicultural, apreciando y valorando nuestro ser mujer. Como mujeres proféticas debemos dar mayor énfasis a la defensa de la vida, especialmente donde ésta está amenazada: en situaciones de marginación, explotación y abuso de personas, particularmente de las mujeres y los niños y donde se destruye y manipula la naturaleza.

Queremos tomar iniciativas en la promoción del liderazgo participativo e inclusivo en la sociedad y en la Iglesia.

A fin de alcanzar estos desafíos, estamos llamadas a:

• Releer nuestro compromiso con la promoción de la dignidad que compartimos con todas las mujeres.

• Ser promotoras de justicia y paz, impulsadas por la fuerza que proviene de la bondad, la compasión y el cuidado por y con los demás.

• Preparar hermanas profesionalmente competentes en campos tales como el eco-feminismo, la teología y espiritualidad feminista, la perspectiva de género, vida familiar, etc.

• Contribuir a un cambio en las actitudes de los hombres y mujeres hacia las mujeres.

Solidaridad con las Personas afectadas por el VIH/SIDA


En el curso de los años, nosotras SSpS, hemos sido consistentes en nuestra toma de postura en defensa de la vida en todas sus formas. El VIH/SIDA ha llegado a ser una enfermedad pandémica asesina, amenazando la vida, no sólo en el continente africano, sino también en muchas otras partes del mundo. La amenaza afecta no sólo a aquellos con el VIH/SIDA, a sus familias, y a los innumerables niños que quedan huérfanos, sino también a toda la sociedad. A la luz de nuestro compromiso por la vida, el 12° Capítulo General optó por esta prioridad.

Por lo tanto nos comprometemos a:


• Elaborar estrategias a nivel congregacional, provincial y regional para abordar de forma efectiva esta problemática, tanto en el contexto de los mismos afectados por el VIH/SIDA como en el contexto de las causas de su desenfrenada expansión.

• Sensibilizar a las hermanas y a las personas con quienes trabajamos, en vista a fomentar acciones

concretas de solidaridad en todo el mundo, especialmente en África.

• Hacer que la educación y el cuidado de la salud sean accesibles a la creciente población afectada por el VIH/SIDA y otras enfermedades infecciosas, y educar a las personas en medidas preventivas.

• Organizar una red de trabajo a nivel congregacional para el intercambio de información y estrategias sobre esta problemática.

• Trabajar como VIVAT a través de VIVAT International - Nueva York, participando con otros grupos que tienen la misma preocupación.

 

SITIOS RECOMENDADOS PARA PROFUNDIZAR SOBRE ESTOS TEMAS:


www.vidahumana.org

Vida familiar, sexualidad, ayuda post aborto, red de ayuda a la mujer

www.encuentra.com/includes/seccion.php?IdSec=23
MUJER: Artículos y reflexiones sobre Autoestima, ¿Aún soltera?, Mujeres diferentes, Espiritualidad, Trabajando en femenino, Tu juventud, El espíritu de la maternidad, Mejoramiento personal: exígete más, Arreglo personal, Trabajo y oración, Mujer y matrimonio, Una mirada a tu interior, Nuestro amor

www.encuentra.com/includes/seccion.php?IdSec=264
CULTURA DE LA VIDA: La vida humana, Procreación artificial, Aborto, Reflexiones pastorales sobre la clonación, 2001 Año de la vida, Razones del no a la Eutanasia, Matrimonio, SIDA: el preservativo, Bioética, Población

www.fides.org/spa/dossier/donna_missioni.html
MUJER Y MISIONES (Agencia FIDES): Magisterio de la Iglesia, Entrevistas, Testimonios, Mujeres mártires en los últimos años

You are here

Validates to XHTML 1.0 and CSS 3
  Diseño y Desarrollo Web por: Diseño y Soporte | Copyright © 2010 sspspanerica.net